¿Viajas y no puedes llevar a tu perro?

Asegúrate de tomar las medidas adecuadas para garantizar que tu fiel amigo esté bien cuidado y feliz mientras viajas. Aquí te ofrecemos algunos consejos sobre qué hacer en esta situación.

Planifica con anticipación: Antes de partir, es importante que planifiques con suficiente tiempo cómo será el cuidado de tu perro durante tu ausencia. No dejes esta tarea para el último momento, ya que necesitas asegurarte de encontrar la opción adecuada para su tranquilidad y la tuya.

Elige la opción adecuada: Hay dos opciones principales para cuidar de tu perro cuando no puedes llevarlo contigo.

La primera es dejarlo en casa bajo el cuidado de alguien de confianza, como un familiar, amigo o vecino. Asegúrate de que la persona que lo cuide esté dispuesta y tenga la disponibilidad necesaria para atender sus necesidades. Es recomendable esta opción, porque los perros suelen adaptarse mejor en su propio ambiente. La segunda opción es buscar un lugar que se especialice en el cuidado de perros, como una guardería. Investiga y elige un lugar de confianza, donde tu perro se sienta cómodo y seguro. Pregunta acerca de las instalaciones, los servicios que ofrecen y cómo tratan a los perros, visita el lugar si es posible.

Mantén contacto con el cuidador: Sea que dejes a tu perro con alguien en casa o en una guardería, es esencial mantener un contacto constante con el cuidador durante tu ausencia. Proporciona información detallada sobre la rutina diaria de tu perro, sus horarios de alimentación, paseos y cualquier otra necesidad específica que tenga. Asegúrate de proporcionar números de contacto y estar disponible para responder cualquier pregunta o inquietud que pueda surgir.

Suministra suficiente alimento: Antes de irte, asegúrate de dejar suficiente alimento (de preferencia BARF) para el periodo de ausencia. Calcula la cantidad necesaria (calculadora) y organiza las porciones en bolsas individuales, para facilitar su administración. Además, déjale instrucciones claras al cuidador sobre la cantidad y la frecuencia de la alimentación.

Recuerda, cada perro es único y tiene sus propias necesidades. Asegúrate de proporcionar al cuidador toda la información relevante sobre la salud, el comportamiento y las preferencias de tu perro. Si sigues estos consejos, podrás disfrutar de tu viaje con tranquilidad, sabiendo que tu compañero peludo está en buenas manos.

Notas relacionadas:

Viaja sin preocupaciones

En nuestro blog encontrarás temas de interés que serán de mucha ayuda para ti, recuerda que puedes seguirnos en redes (Facebook e Instagram) para estar al día con nuestro contenido. En La Barfería, sabemos que los humanos tenemos la obligación de devolver ese amor natural e incondicional que nos dan, y qué mejor que hacerlo mediante una alimentación natural que le brinda vitalidad y bienestar: conoce nuestros productos y promociones.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Shopping cart0
Aún no agregaste productos.
Seguir viendo
0

Contáctanos ahora