Huesos para perros: ¿crudos o cocidos?

En la búsqueda constante por ofrecer lo mejor a nuestros perros, surge la interrogante: ¿son los huesos buenos o malos? Si estás buscando la respuesta, estás en el lugar correcto. En La Barferia, entendemos tus inquietudes y te brindamos información esencial para que tú puedas elegir la mejor opción entre huesos crudos y cocidos.

Huesos crudos: nutritivo y saludable

Los huesos crudos para perros no solo son deliciosos para ellos, sino que también aportan una serie de beneficios significativos que contribuyen a su bienestar general:

  • Mayor nutrición: Los huesos crudos proveen una fuente natural de nutrientes esenciales como calcio, fósforo y otros minerales para tu perro. Estos componentes son fundamentales para mantener sus huesos fuertes y un sistema inmunológico adecuado.
  • Higiene dental óptima: Al masticar huesos crudos, tu perro realiza una limpieza natural de sus dientes. El proceso de masticación elimina el sarro y la placa, lo que reduce el riesgo de enfermedades periodontales y mantiene una sonrisa saludable.
  • Fortaleza mandibular: La acción de masticar huesos crudos ejercita los músculos de la mandíbula, lo que resulta en una mandíbula más fuerte y resistente.
  • Satisfacción de la necesidad de masticar: Los perros tienen una inclinación natural a masticar, desde los cachorros hasta los adultos. Los huesos crudos les proporcionan una actividad gratificante y productiva, manteniéndolos ocupados y entretenidos.
  • Reducción del estrés y liberación de energía: Masticar huesos crudos es una forma efectiva para que los perros liberen energía acumulada y reduzcan el estrés. Además, puede prevenir comportamientos destructivos resultantes de la ansiedad.

Huesos cocidos: datos a tener en cuenta

Por otro lado, los huesos cocidos presentan desventajas importantes que deben ser consideradas:

  • Riesgo de astillamiento: El proceso de cocción puede volver los huesos quebradizos y propensos a astillarse, lo que aumenta el riesgo de lesiones internas y asfixia.
  • Menos nutrición: La cocción puede eliminar parte de los nutrientes presentes en los huesos, disminuyendo su valor nutricional para tu mascota.
  • Daño dental potencial: Los huesos cocidos no proveen el mismo nivel de limpieza dental que los crudos. Además, los trozos pequeños y afilados pueden quedar atrapados entre los dientes, causando molestias y problemas dentales.

En resumen, si estás buscando la mejor opción para tu perro, ya puedes decidir cuál es. En La Barferia, nos comprometemos a proporcionar productos de calidad que fomenten la salud y la felicidad de tus amigos peludos. Al optar por huesos crudos, estás brindando a tu perro una experiencia masticable nutritiva y segura que aborda diversas necesidades físicas y emocionales. Contamos con BONES (huesos crudos) en talla S para los más pequeños, y en talla L para los más grandes. ¡Ingresa a la tienda y llévate un juguete natural para tu perro! Recuerda que también puedes agregar BONES en tus packs.

En nuestro blog encontrarás temas de interés que serán de mucha ayuda para ti, recuerda que puedes seguirnos en redes (Facebook e Instagram) para estar al día con nuestro contenido. En La Barfería, sabemos que los humanos tenemos la obligación de devolver ese amor natural e incondicional que nos dan, y qué mejor que hacerlo mediante una alimentación natural que le brinda vitalidad y bienestar: conoce nuestros productos y promociones.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Shopping cart0
Aún no agregaste productos.
Seguir viendo
0

Contáctanos ahora